Mejor Patinete – Guía para Comprar Patinete Eléctrico

Aquí te ofrecemos una guía detallada para que puedas comprar el mejor patinete eléctrico según las características que necesitas y la finalidad que le darás. Sin gastarte de más ni quedarse corto en prestaciones.

Te detallamos los distintos modelos que existen, los aspectos que deberás tener en cuenta para comprar el más adecuado, las ventajas de los patinetes eléctricos, la legislación actual para circular con ellos y dónde puedes comprarlos.

¿Qué Patinete Eléctrico debo Comprar?

El mejor patinete eléctrico que debes comprar, es el que se adapte a tus necesidades. Para ello debes tener claro quien lo va a utilizar y con qué finalidad.

Si buscas el mejor patinete eléctrico para niños, seguramente necesitarás uno de baja potencia. En éste caso te recomendamos los modelos: scooters, hoverboards y skateboards de poca potencia.

En el caso de que estés buscando el mejor patinete eléctrico para adultos o adolescentes, seguramente necesitarás un patinete eléctrico de mayor potencia y que soporte más peso. Si es así, te recomendamos los modelos: scooters, monociclos y longboards de mayor potencia.

Si necesitas un patín eléctrico para desplazarte cómodamente al trabajo o centro de estudios, el mejor patinete eléctrico que te podemos aconsejar es el scooter con asiento.

¿Cuales son los Mejores Patinetes Eléctricos?

Lógicamente los mejores patinetes eléctricos serán aquellos que tengan un coste más elevado, ya que cuentan con mejores características y prestaciones. Pero el modelo más adecuado que te recomendamos es el que cubra tus necesidades. No es necesario pagar por características o grandes prestaciones que quizás nunca necesites. Entre éstos modelos te recomendamos mejor patinete calidad precio.

Mejor Patinete Eléctrico del 2018

mejor patinete

Xiaomi Mi Scooter

Precio: 355,90 €
Batería de largo alcance (30 km)
V. máx. 25km/h
Sistema de doble frenado
Diseño plegable y portátil
Con luces rojas que se iluminan al frenar.

comprar patinete

Aspectos a tener en cuenta para comprar patinete electrico

Existen muchos modelos de patinetes eléctricos y con significativas diferencias: están los patinetes eléctricos con manillar, sin manillar, con asiento, plegables, de una rueda, para adultos y para niños.

1. Tipos de Patinetes Eléctricos

No es lo mismo un patinete donde solo apoyas tus pies para desplazarte, que tener uno donde puedas ir cómodamente sentado, con mayor estabilidad, velocidad y potencia.

1.1 Patinete Eléctrico clásico

El patinete eléctrico clásicopatinete eléctrico scooter, es el modelo que tiene manillar y es el más usado por los adultos para ir a trabajar. Cuenta con una rueda en cada extremo y un manillar para accionar el patinete. Los modelos más avanzados incluyen tambien un asiento, lo cual permite un desplazamiento más cómodo.

Tener un patinete con asiento es importante para personas con movilidad reducida y para desplazarte a trabajar, sobre todo si tu trabajo requiere largas horas de pie.

1.2 Patinete Eléctrico sin manillar

Los patinetes eléctricos sin manillar son los que se desplazan hacia donde le indicas con la inclinación de tu cuerpo. Entre ellos encontramos el monociclo, el hoverboard y el monopatín. Pueden tener una, dos o cuatro ruedas, según el modelo. Aunque requieren algunas horas de aprendizaje para dominarlos, son los más prácticos debido a su reducido tamaño. Los modelos más modernos de patinetes hoverboard pueden traer diseños muy divertidos, luces y altavoces.

1.3 Patinete eléctrico de una rueda

Son los monociclos o monorueda, que como su nombre indica, tienen una sola rueda. Cuentan con tecnología giroscópica para desplazarse hacia donde los movimientos de tu cuerpo le indiquen.

2. Velocidad máxima

En cuanto a velocidad máxima existe gran diferencia entre los diferentes modelos de patinetes. Los más simples alcanzan una velocidad máxima de 10 Km/h; mientras que los modelos scooter (con manillar), pueden alcanzar hasta algo más de 60 Km/h.

3. Potencia

Si buscas velocidad, fuerza y capacidad de aceleración debes fijarte en los watios que tiene la batería. Y cuanto más watios tenga será mejor. Para el público infantil estaría bien una potencia entre 125W y 250W, los cuales no alcanzan más de 16km/h. Para un público adulto más exigente lo normal es una potencia superior a 500W, pudiendo encontrarte modelos de hasta 3000W.

4. Duración de la batería

Los patinetes eléctricos funcionan con una batería, que debe ser recargada frecuentemente. Éste es uno de los factores más importantes a tener en cuenta, sobre todo si pensamos hacer recorridos largos. Por lo general la batería suele durar entre 30 minutos y una hora. Podremos recorrer al rededor de 30 kilómetros.

Las mejores baterías son las de litio ya que brindarán mayor autonomía, pero al ser más livianas tienen el inconveniente de influir en la estabilidad del patinete. Por otro lado, las baterías más pesadas ofrecen mejor estabilidad al patinete pero su autonomía es menor.

5. Motor

Otro aspecto a considerar a la hora de comprar patinete eléctrico es su motor; éstos se fabrican de dos tipos: con escobillas y sin escobillas, a continuación te explicamos sus principales diferencias.

Los motores sin escobillas tienen la ventaja de poseer una vida útil mayor, debido a que carecen del rozamiento qué ellas tienen con el eje del motor. Por el contrario, los motores con escobillas producto de ese rozamiento, se desprende calor; lo que conlleva a la pérdida de potencia, velocidad y al desgaste de las escobillas, necesitando ser reemplazadas. Esto te implicará antes o después, un gasto en mantenimiento del motor, según el uso que le des al patinete.

Lógicamente el patinete con motor sin escobillas tiene un precio algo superior, ya que cuenta con un sistema electrónico de alta tecnología para su funcionamiento.

6. Peso máximo soportado

El peso máximo que soporta el patinete es una característica importante a tener en cuenta a la hora de comprar un patinete. Porque no queremos correr el riezgo de sobrepasar ese límite y cargarnos el patinete en la primera semana.

7. Tamaño de las ruedas

El mejor patinete para adultos debe tener unas ruedas grandes, cuyo diámetro supere los 150 mm, ya que con ellas te aseguras deslizarte con mayor velocidad y comodidad. Los patinetes de ruedas más pequeñas, por lo general están fabricadas para baja potencia y velocidad, las adecuadas para niños.

Debes tener en cuenta que todo el agarre y peso del patinete recae en las ruedas, siendo las más grandes y anchas las que posean mayor adherencia y capacidad de absorción de huecos y objetos en la vía. Es por ello que los patinetes de mayores velocidades los encontramos con ruedas de más de 9 pulgadas.

Las ruedas cuentan con neumáticos y existen de dos tipos: los de poliuretano y los de goma. La ventaja de los neumáticos de poliuretano es que son más ligeros y económicos a la hora de reemplazarlos, además de que al funcionar sin aire están libres de pinchasos. Su desventaja es que al estar diseñados para superficies lisas su desgaste es mayor.

Los neumáticos de goma tienen mejor agarre que los de poliuretano y están diseñados para deslizarse en cualquier superficie. La desventaja de éstos es que no están exentos de pinchasos. Y como cualquier neumático de aire es necesario medir su presión periódicamente.

8. El precio

El precio es otro aspecto importante a la hora de comprar patinete electrico. El rango de precios es muy variado, dependiendo del modelo y características. Pudiendo encontrarlos desde los 90 euros hasta cerca de los 4000 euros.

Por ello, debes primeramente saber cual es tu presupuesto y que características necesitas según el uso que le darás al patinete.

Aquí en nuestra web, te hemos preparado una selección de los mejores patinetes eléctricos con las mejores ofertas que podrás encontrar. Al trabajar con una mayorista podemos ofrecerte los mejores precios del mercado.

¿Quieres Comprar el Mejor Patinete Eléctrico al mejor Precio y no sabes dónde encontrarlo?

Ventajas de los Patinetes Eléctricos

A pesar de existir aparatos como la bicicleta para desplazarse cómodamente por la ciudad, ésta no logra igualar las prestaciones de un patín eléctrico.

  • Nos permite trasladarnos sin ningún esfuerzo gracias al motor que lleva incorporado.
  • Su reducido tamaño nos da la posibilidad de guardarlo cómodamente en cualquier espacio reducido.
  • Suelen pesar menos de 20 kg, por lo que podemos meterlo en la bolsa y colgado en nuestra espalda cuando lo necesitemos.
  • Precios más baratos que los demás vehículos motorizados como coches y motocicletas, incluso que las bicicletas eléctricas.
  • Son ecológicos, al no emitir gases contaminantes no contaminan el medio ambiente.

Los patinetes eléctricos son muy prácticos y aunque sean pequeños y de peso reducido no dejan de ser fiables y soportar grandes cargas de peso.

Todas esas ventajas hacen que comprar patinete electrico sea una excelente opción y el regalo perfecto para niños y adultos.

Y para ayudarte a comprar el mejor patinete según tus necesidades, hemos preparado ésta guía.

Legislación española sobre el uso de los patinetes

Si hablamos de la legislación española para estos casos, lo primero que debemos mencionar es la existencia de la Instrucción de la Dirección general de Tráfico sobre los Vehículos de Movilidad Personal, la cual es muy clara en este sentido.

Lo que dice esta ley sobre los usuarios de estos medios de transporte es que no pueden ser vistos como peatones, pero tampoco como conductores de vehículos de motor. Esto se debe a que no cumplen con las características en ninguno de los dos casos.

En vista de que los patinetes no pueden ser visto como vehículos, a los que los manejan no les hacen falta licencias de circulación ni seguros de responsabilidad civil en caso de que sufran algún tipo de accidente.

Lo que si pueden hacer los dueños de patinetes es contratar un seguro por su propia voluntad en el que tanto su medio de transporte como ellos queden absolutamente protegidos de cualquier eventualidad.

Sin embargo, también hay que decir que la legislación no es la misma en todas las ciudades del país, por lo que es responsabilidad de quien conduce conocer las normas fijadas por el ayuntamiento de esa localidad.

Otro elemento que deben tener en cuenta es el tipo de patinete que se tiene, ya que la ley no se aplica de la misma forma para todos. Todo depende de la velocidad, la masa, el ancho, el radio de giro, la altura, entre otros factores.

Si nos vamos al caso específico de la capital española: Madrid, se ha establecido que los patinetes no tienen permitido el tránsito por ciertas áreas de las calles en las que se incluyen las aceras, vías para ciclistas o destinados para los peatones.

Por eso mismo es que han sido destinados ciertos espacios para el uso exclusivo de los usuarios de los patinetes, de modo que no tengan que verse obligados a circular en aquellos lugares en los que se les ha prohibido transitar.

Entre esos lugares en los que pueden transitar destacan las calles pertenecientes a residencias, pero jamás deben ir más rápido de 20 kilómetros por hora. De lo contrario, se estaría incurriendo en una infracción.

La normativa en Barcelona ha tomado como un elemento muy importante, el hecho de que todos los patinetes son distintos y que, por ende, las normas no aplican exactamente de la misma forma para todos.

Hay ciertos tipos de patinetes a los que se les permite la circulación por los carriles bicis en las aceras, siempre y cuando el ancho lo permita y se circule a menos de 10 km/hora.

Todos los patinetes eléctricos pueden circular por los carriles bicis en la calzada, siempre sin que no se excedan los 30 km/hora.

Al mismo tiempo, también se acepta que los patinetes circulen por parques, pero con la restricción de nunca sobrepasar el límite de 10 kilómetros por hora.

Por último, no se obliga a los usuarios de estos vehículos a que contrate ningún tipo de seguro si no desean hacerlo.

Historia y Evolución de los Patinetes Eléctricos

Desde siempre hemos conocido los patinetes como un juguete para niños y ahora, con el avance de las tecnologías para adultos por igual. Es por esto que, con los años ha logrado trascender mucho más allá, siendo la mejor alternativa en transporte.

Gracias a la evolución de la tecnología, los patinetes se han logrado adaptar a nuestras necesidades de desplazamiento, ahora son ejemplares eléctricos y mucho menos aparatosas que una motocicleta tradicional. Tanto así que, podemos plegarlos y llevarlos encima si lo deseamos, pudiendo además, ser utilizados por niños y adultos.

Historia de los patinetes

Su origen tiene lugar desde el siglo XX gracias a los creadores Mickey Muñoz y Phil Edwards, quienes eran amantes del surf y decidieron revolucionar el concepto creando lo que se conocía como surf sobre tierra, creando así el monopatín al que luego se le incorporo una barra vertical para que el usuario tuviera mayor estabilidad.

Además, esta barra permitía a la persona que lo manejara poder controlar la dirección, ejecutando giros a su antojo a través del eje de la rueda delantera.  Los primeros patinetes tenían 3 ruedas y eran de madera, limitando su uso a los infantes ayudando en su recreación, pero este fue la pieza fundamental que ha dado pie a la creación de los patinetes eléctricos.

Patinetes eléctricos a motor y baterías

Con los años, fueron apareciendo en el mercado los vehículos impulsados por motores, y algunos con baterías donde se almacenaba la energía, fue esto lo que impulso la creación de los patinetes eléctricos. Partiendo de la estructura base ya existente, ofreciendo seguridad y comodidad al momento de la conducción, transformándose en un transporte ecológico, económico y de uso urbano.

Así que, ahora no se trata solo de un artefacto que solo usen los niños sino que también, hay modelos fabricados para que los adultos también puedan disfrutar de la movilidad urbana. Muchos de ellos cuentan con gran potencia y autonomía, esto es lo que lo ha llevado a ser un medio de transporte urbano para todas las edades, gracias a sus características y la aceptación de su uso en la sociedad.

Patinetes en la actualidad y futuro

El uso de los patinetes se hicieron populares en el 2000 gracias a Tony Hawk, siendo el una figura pública dentro de la comunidad de patinadores estadounidenses, ya que, fue el ganador de al menos 10 competiciones con maniobras y de habilidades skate.

En los 90’s su uso era un estereotipo de la sociedad, siendo participe de los jóvenes que se dedicaban muchas horas al día para el skate, y para que fuera un medio de transporte más aceptado se requería de un paso más allá. Es por esto que, se decidió que lo mejor era incorporar los motores eléctricos a su fabricación, de manera que no se tuviera que pedalear.

Todo en él ha sido pensado para que pueda mejorar constantemente su rendimiento, con su motor eléctrico, siendo ecológico, rápido y cómodo al momento de transportarse por la ciudad. Bien sea que lo utilicen los niños en el parque o de ida al colegio, así como también, que lo utilicemos los padres también para acompañarlos con paseos por la ciudad.

Su gran auge en el mercado ha sido gracias a su economía, mucho más accesible que una motocicleta y mucho más seguros para el uso de los niños. Por esto se han convertido en una tendencia más accesible para la comodidad personal, y que pueden ocupar mucho menos espacio que una bicicleta.

Siendo así que también son vehículos que pueden ser utilizados en las aceras, según las leyes de movilización urbanística, los que pueden rondar en ellas no tienen motor, como las bicicletas, monopatines, peatones, patinetes. Y la implementación de un motor a los patinetes ha hecho que estas perspectivas cambien.

Ahora se ha sustituido casi por completo la movilización a pie con el uso de los patinetes eléctricos, primeramente por ser una tendencia en transporte que ha llegado para solucionar nuestras necesidades de movilización.

Por otra parte, según algunas leyes no son considerados como vehículos de motor, aunque ciertamente los patinetes eléctricos disponen de uno, pero tampoco los ciclomotores o tranvías son considerados como vehículos de motor.

De esta forma, es mucho más fácil acceder a un patinete para movilizarse ya que, por no tener motor no se necesita de una licencia para conducirlo. Así que, se puede decir que ellos se encuentran en un limbo normativo, podemos utilizarlos para la recreación de adultos y niños, sin tener que preocuparnos por las leyes de transito por poseer un vehículo de motor.

El uso de los patinetes ha cambiado mucho desde los años 90’s pero su uso sigue siendo de la misma forma que en aquel tiempo, ideales para la recreación de toda la familia sin límites, así como también, se puede utilizar como un medio de transporte no convencional dentro de los límites de la ciudad.